Un docente influye en la eternidad, jamás se puede asegurar dónde termina su influencia

(Henry Adams. Historiador estadounidense. Siglo XIX)

Comentarios

comentarios