https://www.semana.com/educacion/articulo/el-colegio-en-soledad-atlantico-de-donde-salieron-129-pilos/622930

Fuente: Revista Semana: EDUCACIÓN | 7/11/2019 4:27:00 PM

Colegio Metropolitano Soledad 2000

Rector:  Jorge Torres

Estos son algunos de los argumentos claves tomados de este artículo:

Este colegio del Atlántico pasó de estar en la categoría ‘inferior’ a ‘muy superior’ en las pruebas de Estado. Hoy sus estudiantes reciben becas para estudiar en las más prestigiosas universidades. ¿Cómo lo lograron?

Torres habla de un entorno en el que los maestros aplicaban la “pedagogía de la pobreza”. Ante las bajas posibilidades de que los alumnos pudieran comprar libros, de que cambiaran su esquema mental de baja autoestima y de que accedieran a recursos audiovisuales para avanzar en su aprendizaje, se generaban contenidos educativos pobres.

“Esto nos llevó a entender por qué los profesores tenían su aliciente solo en el salario. Trabajar, producir, que les pagaran y ya. Les pedimos que identifiquen su perfil: si son quizá instructores, catedráticos o docentes. Porque nada de eso necesitamos; requerimos maestros que entiendan su verdadera misión, la de transformar vidas”, puntualizó Torres.

(…) hacerles entender que ellos son espejos de sus estudiantes, para que se planteen qué es lo que dejarán como herencia en las mentes que tocan, incluyendo la semilla para que los chicos exploren opciones a futuro.

(…) el entorno es determinante para cualquier proceso en la enseñanza. “Si no hay un ambiente pedagógico y cultural que permita el desarrollo de las posibilidades que existen, es imposible avanzar”.

(…) La institución, sus directivas y su administración están en función de la calidad de la educación para los niños. Entonces, hay un ambiente que inspira pedagogía”.

(…) había un déficit en horas de trabajo académico, teniendo en cuenta que la institución no ofrece la jornada completa, sino una por la mañana (los más pequeños) y otra por la tarde (los de secundaria). “Vimos la necesidad de que los chicos de grado 11.° empezaran a trabajar también a ciertas horas de la mañana, pero seguía sin ser suficiente –dice el rector–. Así que optamos por trabajar también los sábados, para reforzarlos”.

Fue de esa manera que terminaron añadiendo semanas de vacaciones, los días no festivos de la Semana Santa e, incluso la mitad de enero, a jornada completa.

Los sueños no se han roto. “Aún es posible llegar a las universidades para quienes no tienen los recursos económicos. El ánimo no ha bajado y los chicos mantienen la mentalidad de que deben llegar a la universidad”, puntualizó el rector.

A continuación puede leer el artículo completo:

 

Comentarios

comentarios