Lenguaje – lectura y escritura crítica

 Estructura de cada una de las áreas evaluadas en las Pruebas Saber 11

Las pruebas saber 11 que se realizan cada año buscan examinar de forma estandarizada la formación que se les ha ofrecido a los estudiantes a nivel nacional. De esta manera, se hace necesario estructurarla de tal forma que sea congruente con el servicio educativo, esta su vez es expuesta al ciudadano por medio de guías de orientación. Dicha estructura a continuación se relacionará por cada área evaluada, teniendo como base la guía de orientación del año 2017:

  1. Prueba de Lectura Crítica:

Evalúa las competencias necesarias para comprender, interpretar y evaluar textos que pueden encontrarse en la vida cotidiana y en ámbitos académicos no especializados. Se espera que los estudiantes que culminan la educación media cuenten con las capacidades lectoras para tomar posturas críticas frente a esta clase de texto.

La prueba de Lectura Crítica evalúa tres competencias que recogen, de manera general, las habilidades cognitivas necesarias para leer de manera crítica:

  • Identificar y entender los contenidos locales que conforman un texto:

Esta competencia consiste en la capacidad de comprender el significado de las palabras, expresiones y frases que aparecen explícitamente en el texto. La evaluación de esta competencia no indaga por conocimientos propios de la gramática, pero sí por la comprensión de las relaciones semánticas que existen entre los diferentes elementos que constituyen una frase. En ausencia de esta competencia, no es posible contar con las dos siguientes.

 

  • Comprender cómo se articulan las partes de un texto para darle un sentido global:

Esta competencia consiste en la capacidad de comprender cómo se relacionan formal y semánticamente los elementos locales que constituyen un texto, de manera que este adquiera un sentido global (a nivel del párrafo, sección, capítulo, etcétera). En esa medida, las preguntas correspondientes a esta competencia involucran varios elementos locales de un texto (por ejemplo, diferentes frases o párrafos) y exigen reconocer y comprender su articulación. Esta competencia es necesaria para contar con la siguiente.

 

  • Reflexionar a partir de un texto y evaluar su contenido:

Esta competencia consiste en la capacidad de enfrentar un texto críticamente. Incluye evaluar la validez de argumentos, advertir supuestos, derivar implicaciones, reconocer estrategias argumentativas y retóricas, relacionar contenidos con variables contextuales, etcétera. Se trata de la competencia propiamente crítica y como tal exige un ejercicio adecuado de las dos anteriores.

 

Ahora, la estructura de la prueba está comprendida así:

Tabla 1. Estructura de la Prueba de Lectura Crítica

Fuente: Guía de Orientación Saber 11 – 2017-1